Noticias

Firman acuerdo por la Paz Social y nueva Constitución

Publicado el 15 de noviembre del 2019

Legisladores de gobierno y oposición, junto a presidentes de partidos políticos, con exclusión del PC y el FRVS, lograron consensuar el mecanismo por el cual los chilenos y chilenas elegirán como se redactará la nueva Carta Fundamental del país.

Tras una maratónica jornada de reuniones en la sede de Santiago del Congreso Nacional, a 28 días del estallido social, la mayoría de las colectividades políticas presentes en el país concordaron en el mecanismo con el cual se llegará a redactar una nueva Carta Magna, el cual quedó plasmado en un Acuerdo por la Paz Social y Nueva Constitución.

La resolución fue anunciada por todos los sectores en la Sala de Lectura y encabezada por el presidente del Senado, Jaime Quintana (PPD), quien remarcó que es un camino de profundización en democracia, para construir un verdadero contrato social y una “Constitución 100% democrática”.

La propuesta incluye un plebiscito ciudadano para abril de 2020, en el cual se harán dos consultas: si se quiere o no una nueva Constitución y qué tipo de órgano debiera redactarla: una Convención Constitucional (Asamblea Constituyente) o una Convención Mixta Constitucional.

Esta última instancia estaría conformada en un 50% por miembros elegidos por la ciudadanía y en 50% por parlamentarios, los cuales -de ser escogidos para esa instancia- cesarán de su cargo apenas el Servicio Electoral (Servel) acepte su candidatura a la asamblea.

Se estableció también que la opción que gane, sus miembros sean elegidos en el mes de octubre de 2020 conjuntamente con las elecciones regionales y municipales bajo sufragio universal con el mismo sistema electoral que rige en las elecciones de diputados en la proporción correspondiente.

El órgano constituyente elegido por la ciudadanía tendrá como único fin redactar la nueva Carta Fundamenta, sin afectar las competencias y atribuciones de los demás órganos de Estado. No podrá alterar los quórums ni procedimientos para su funcionamiento y adopción de acuerdos. Su plazo será de nueve meses, que podrá prorrogarse por una sola vez, por tres meses más. Una vez cumplida la tarea que le fue encomendada, este órgano se disolverá.

Asimismo, se definió que este órgano apruebe las normas y el reglamento de votación de las mismas por un quórum de dos tercios de sus miembros en ejercicio.

Se estipula en el acuerdo que, sesenta días posteriores a la devolución del nuevo texto constitucional por parte del órgano constituyente, se realizará un referéndum ratificatorio con sufragio universal obligatorio.

Finalmente, el o los proyectos de reforma constitucional o legal que emanan de este acuerdo serán sometidos a la aprobación del Congreso Nacional como un todo.

El documentos fue suscrito por la Democracia Cristiana, Revolución Democrática, Renovación Nacional, Comunes, Partido Socialista, Partido por la Democracia, Partido Liberal, Partido Radical, UDI, Evópoli y Gabriel Boric (IND). No suscribieron el texto el PC y la FRVS.