Noticias

Continúa debate de proyecto que subsidia ingreso mínimo

Publicado el 22 de noviembre del 2019

Diferencias entre parlamentarios de la oposición y el Gobierno en materia de alza del ingreso mínimo, dificultaron lograr un acuerdo que permita avanzar en la votación en general del proyecto que crea un subsidio para alcanzar un ingreso mínimo garantizado.

Sigue el debate al interior de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados sobre el proyecto que crea un subsidio para alcanzar un ingreso mínimo garantizado de 350 mil pesos (boletín 13.041).

Según la explicación de la presidenta de la instancia, Gael Yeomans (CS), no llegaron las indicaciones del Ejecutivo. Además, se había avanzado hacia un acuerdo con miras a concordar puntos que son clave para la oposición, como por ejemplo, aumentar el ingreso mínimo. Sin embargo, la legisladora aclaró que el Gobierno no está dispuesto avanzar en estos puntos.

“Desde el Gobierno, lo que nos señalan es que no están dispuestos a los dos temas que hemos planteado desde la oposición. Uno, que es subir el salario mínimo y no seguir subsidiando a las grandes empresas, que es un tema que para nosotros es esencial; y, el otro, tiene que ver con hacer la distinción: si hay que hacer un subsidio con esta alza, este subsidio tiene que ser para las pymes y no para las grandes, ya que nos parece que es una injusticia”, remarcó.

La parlamentaria relató que recibieron a distintas organizaciones, de la micro, pequeñas y medianas empresas, que señalaron que era absolutamente injusto, con todas las dificultades que tenían en el mercado, que hoy el Estado subsidie también a las grandes empresas en esta alza de salario que es absolutamente necesaria, más cuando hay otros mecanismos para llegar a ello.

"En eso, el Gobierno dijo que no estaba dispuesto. Yo esperaría y sigo esperando que el Gobierno ingrese una indicación que permita escuchar. Nos parece que dar un portazo en la cara y simplemente amenazar, porque eso hicieron los parlamentarios de Chile Vamos, amenazar que van a decir que nosotros estamos en contra de aumentar el subsidio, creemos que es faltar a la verdad”, remarcó.

Un punto de vista totalmente distinto planteó el diputado Ramón Barros (UDI), quien, junto con lamentar que el proyecto no se votara, desestimó que beneficie a las grandes empresas. “Pese a que se tomó el acuerdo unánime de poder votar, en uso de los resquicios y haciendo pasar el tiempo, la presidenta no puso en votación el proyecto o lo puso en votación y dio por terminada la sesión, lo que equivale a lo mismo”, criticó.

Estimó que es una vergüenza que un proyecto que es tan importante, que pretende dar un ingreso directo al trabajador de quienes hoy día reciben el sueldo mínimo, para subirlo a 350 mil, no estén los votos al menos en los hechos. "Lo que se dice es que esto estaría premiando a las grandes empresas. No, esto premia a los trabajadores de empresa chicas, medianas y grandes, quienes tengan que percibir el salario mínimo”, afirmó.

El debate se extenderá a la próxima sesión de la Comisión de Trabajo, ocasión en que espera zanjar este texto legal que propone crear un subsidio mensual, de cargo fiscal, para los trabajadores y trabajadoras dependientes regidos por el Código del Trabajo, con contrato de trabajo vigente y afectos a una jornada ordinaria superior a 30 horas semanales.