Noticias

Exministro Rodrigo Valdés llamó a dar sostenibilidad al sistema de pensiones que se defina

Publicado el 27 de enero del 2020

El exsecretario de Estado apoyó un sistema solidario, pero estimó necesario que la mejora en las actuales pensiones no sea a costa de los futuros pensionados. En la oportunidad también expusieron los titulares de Hacienda y de Trabajo, para explicar los lineamientos de la propuesta, gasto fiscal, proyecciones e indicaciones presentadas. La iniciativa se votará mañana.

Un fuerte llamado a dar sostenibilidad al sistema de pensiones que se defina hacia el futuro realizó ante la Comisión de Hacienda de la Cámara el exministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, en el contexto de la discusión del proyecto que mejora las pensiones solidarias y el sistema de capitalización individual (boletín 12212).

El exsecretario de Estado explicó que los jóvenes que van a empezar a trabajar en cinco a diez años van a contribuir con el 6% adicional y, "cuando se jubilen, respecto de no haber tenido este proyecto de ley, van a tener una pensión del orden de 37% mayor". Pero resaltó si todo el aporte adicional hubiese ido a su cuenta individual, el incremento llegaría a un 60% mayor. "Ellos están sacrificando un poco menos de la mitad del aumento que podrían tener, para ser solidarios", resaltó.

Recalcó que si se aumentara más el aporte solidario (hoy la propuesta es destinar un 3% del aporte adicional a la cuenta individual y un 3% al programa de ahorro colectivo solidario), los nuevos cotizantes van a empezar a tener beneficios menores respecto de su pensión, porcentualmente hablando, que los que van a tener las personas que están jubiladas hoy o que se van a jubilar en los próximos años, que no aportaron al sistema.

"Creo que es muy importante ponerse de acuerdo, transversalmente, que una restricción a cuánto repartir hoy día es que no dejemos peor a las generaciones futuras que las generaciones actuales", enfatizó, acotando luego que su cálculo apunta a que no se puede repartir más de un 2%.

Rodrigo Valdés también estimó relevante dar rango constitucional a la institución estatal que se encargará de administrar el sistema y consideró que se debiera premiar el esfuerzo de ahorro, tanto los años cotizados como en pesos aportados; es decir, atar beneficios con aportes, de modo que no de lo mismo cotizar diez años que 30. "Es una oportunidad de ser más claros en señales", agregó.

Asimismo, dijo que es importante transparentar información hacia la población y tener cuidado en las reformas que se quieran aplicar a las AFP, de modo de no afectar la rentabilidad de los cotizantes. En este plano, estimó pertinente aliar "castigos" con "premios".

Por último, evaluó que las propuestas planteadas por el Ejecutivo y por la oposición no difieren tanto en lo sustancial, debiéndose llegar a un acuerdo marco técnico respecto de la distribución y que debiera considerar un fortalecimiento del aporte intrageneracional (que los más ricos ayuden a los más pobres hoy) y no en mayores incrementos de traspaso intergeneracional (distintas generaciones).

Ejecutivo

En la sesión también expusieron en representación del Ejecutivo la ministra del Trabajo, María José Zaldívar, y el titular de Hacienda, Ignacio Briones, quienes explicaron los lineamientos generales del proyecto, las proyecciones de la aplicación de la propuesta, el gasto fiscal implicado y las indicaciones presentadas.

Entre los puntos abordados por María José Zaldívar estuvo el del fortalecimiento del Consejo Consultivo Previsional, institución ya existente que pasará a tener un rol destacado a la hora de ir proponiendo perfeccionamientos legales al sistema.

Asimismo, destacó que los afiliados podrán tener una mayor participación a través de tres instancias: cada administradora deberá elegir un director de una terna propuesta por la comisión de usuarios respectiva; cuando la AFP tenga la posibilidad de escoger un director en una de las empresas donde tenga participación, al menos uno deberá ser representante de los afiliados; y se deberá crear un Comité de Afiliados.

En materia de cambios en la industria, señaló que se busca bajar las barreras de entrada para nuevos actores y que, por esta vía, se bajen los costos. En este marco dijo que los afiliados podrán optar por entidades sin fines de lucro, dentro de las cuales podrán estar cooperativas de afiliados.

Además, mencionó que se obligará a que todas las administradoras se hagan cargo de la cuota mortuoria de sus afiliados; que se devuelva parte de comisiones por rentabilidad negativa en los fondos B, C, D y E; y anunció que se abordará la situación de los enfermos terminales, entre otros variados puntos.

El ministro Briones remarcó que este proyecto tiene un costo fiscal que no es menor y que, además, es permanente en el tiempo. Detalló que, para 2021, los recursos comprometidos alcanzan a 0,5 puntos del PIB y que, en régimen, equivaldrá a 0,9 puntos del PIB (0,6 derivado del pilar solidario y 0,3 del sistema contributivo).

Explicó que el Fondo de Ahorro Colectivo Solidario es sustentable con una tasa de cotización de un 2,8% y recordó que el aumento de la cotización del 6% de cargo del empleador (que irá sumando 0,5% cada año hasta llegar en régimen en 2032) se desagrega en un 3% destinado al financiamiento del Ahorro Previsional Adicional (APA) y un 3% al Programa de Ahorro Colectivo Solidario (PACS), que a su vez se compone en el Seguro de Dependencia (SD), que se financia con un 0,2% de tasa de cotización y los diferentes beneficios que entrega el Fondo de Ahorro Colectivo Solidario (FACS).

Destacó que el aumento de cotización impactará al fisco en un doble sentido: como Estado-empleador; y por efecto de una menor recaudación fiscal, dado que será dinero que las empresas imputarán a gasto.

Informó que se generarán aportes por un total de 650 millones de dólares, hasta por cuatro años, desde el Fondo de Reserva de Pensiones al FACS, para suplementar las diferencias iniciales entre gasto por transferencias de este último y los ingresos por cotizaciones. Este aporte será restituido en un máximo de diez años.

Finalmente, dijo que los beneficios contemplados en esta propuesta permitirán un aumento hoy cercano a un 25%, porcentaje que llegará a un 35% cuando entre en régimen.

La Comisión de Hacienda se encuentra convocada para mañana, a partir de las 15:30 horas, para votar la propuesta hasta su total despacho.

Otras Noticias

Diputados votarán en particular proyecto que establece royalty al cobre y al litio

Publicado 21 de Febrero 2020

El nuevo gravamen de beneficio fiscal será de un 3%. Además, se establece que ese porcentaje quedará en la región donde se extraiga el material.

Proyecto de roaming automático nacional se votará en marzo en comisión de Transportes

Publicado 17 de Febrero 2020

En la última sesión de la instancia, el Gobierno presentó una serie de indicaciones a la propuesta con el objetivo de resolver la mayor cantidad de materias, sin dejar en el reglamento todos los contenidos de detalles.

Ver más noticias