Noticias

Diputado Saffirio critica retiro de apoyo al proyecto que elimina el Timerosal en las vacunas chilenas

Publicado el 20 de enero del 2012

El proyecto que elimina el polémico Timerosal del plan de vacunación en el país sufrió un traspié en el Senado, luego que el Ministro de Salud retirara su apoyo inicial a un proyecto que cuenta con apoyo transversal y que ya fue aprobado en la Cámara de Diputados.

Como un “giro inexplicable e increíble” calificó el diputado DC René Saffirio, las declaraciones del Ministro Jaime Mañalich, en la Comisión de Salud del Senado, al señalar que el país no estaría en condiciones de eliminar el Timerosal de las vacunas chilenas. El titular de esta cartera, durante la tramitación en la Cámara, entregó su apoyo al proyecto (boletín 7036) que ingresaron los diputados Saffirio, Cristina Girardi (PPD) y Enrique Accorsi (PPD) entre otros.

El Timerosal es un preservante que contiene un 50% de mercurio, segundo metal pesado más peligroso del mundo para la salud humana y animal.

Al respecto, el diputado Saffirio agregó que “ante la falta de acuerdo en el mundo científico y al existir una duda razonable del daño causado por estas vacunas, en trastornos neurológicos, como el autismo y el síndrome de Asperger, presentamos esta iniciativa que contó con apoyo unánime en la Cámara de Diputados, basándonos en el principio precautorio, que no es más que aplicar el viejo dicho de abstenerse ante la duda, especialmente porque se trata de un tema de alto impacto en la salud de la población”.

El parlamentario DC precisó que “durante la tramitación en la Cámara contamos con el patrocinio y apoyo explícito del Gobierno, generándose un ambiente sumamente positivo para ser el primer país en el mundo en eliminar el Timerosal del plan de vacunas. Por eso, hoy nos extraña la actitud que ha adoptado el Ministro Mañalich, siendo un duro golpe para quienes hemos defendido la eliminación de este peligroso elemento en nuestras vacunas”.

Saffirio precisó que “el Ministro de Salud, en la comisión del Senado, planteó que no apoyaba el proyecto, que el país no tenía recursos para reemplazar las vacunas y rechazó la aplicación del principio precautorio, negando los compromisos anteriores y estudios que en el mundo entero son considerados de gran consistencia científica y que demuestran la relación de causalidad entre el uso del Timerosal y el Autismo. En fin, se desdijo de todo lo que su propio Ministerio había sostenido antes.”

Finalmente, agregó que “tanto quienes abogamos por la aprobación de esta ley, como las organizaciones de padres de niños asperger y autistas sufrimos un duro golpe al constatar cómo criterios financieros tienen más fuerza que la responsabilidad de quienes tienen a su cargo la Salud Pública y trabajar, precisamente, para mejorarla. Tengo derecho a pensar que estamos siendo víctimas de un intenso lobby de quienes quieren mantener el uso de vacunas con Timerosal en el mundo, que son grandes transnacionales de los medicamentos y que ya nos dieron una vez muestras de una colusión inmoral. No vamos a bajar los brazos, y seguiremos confiando en el Senado, donde presentaremos las indicaciones necesarias para revertir esta situación.”