Noticias

Ministra Benítez explicó medidas que maneja el Gobierno para abordar contaminación por leña

Publicado el 21 de junio del 2013

Ante la Comisión de Recursos Naturales, la autoridad indicó que se está aplicando la nueva norma de calefactores; se sigue con el recambio de calefactores y cocinas a leña; se está fortaleciendo su secado; se busca mejorar la aislación térmica de las viviendas; y se fortalecerá el monitoreo de calidad del aire. Los diputados valoraron los esfuerzos, pero solicitaron agilizar las acciones.

Una estrategia nacional de combate a la contaminación atmosférica, que incluye planes comunales específicos de descontaminación, está desarrollando el Ejecutivo en el sur del país para contrarrestar los nocivos efectos de la polución producida por la combustión de leña, según informó esta semana ante la Comisión de Recursos Naturales la Ministra de Medioambiente, María Ignacia Benítez.

Ante la instancia que dirige la diputada Andrea Molina (UDI), la Ministra explicó que el programa incluye cinco líneas principales de acción:

1. Norma de calefactores, que obliga a cumplir con los límites de emisión de particulado entre 2,5 g/h y 4,5 g/h.
2. Recambio de calefactores y cocinas a la leña, el cual implica el cumplimiento de un protocolo que incluye la instalación de un nuevo artefacto y la destrucción del antiguo (se logra una baja de 28 g/h a 2,5 g/h; y un aumento en la eficiencia en el uso de la leña, del 50 al 80%). A la fecha el programa lleva un total de 8.182 artefactos cambiados o en proceso de recambio, siendo el mayor número (2.389) en Temuco.
3. Fortalecer el secado de leña. Se han financiado a través de Sercotec ($217 mil millones) y el Ministerio de Medioambiente ($189 mil millones) 37 proyectos desde la Región del Maule a Aysén.
4. Mejorar aislación térmica de viviendas. Incluye programas para viviendas existentes (subsidio de 100 UF para aislación térmica en viviendas de menos de 650 UF) y aplicación de reglamentación térmica vigente desde 2007 para toda nueva construcción.
5. Fortalecer monitoreo de calidad del aire. A la fecha se han instalado 27 estaciones en la ciudades de Rancagua, Rengo, San Fernando, Curicó, Talca, Chillán, Los Ángeles, Gran Concepción, Temuco, Osorno, Puerto Montt y Coyhaique.

María Ignacia Benítez indicó que se están desarrollando o en vías de ejecución planes de descontaminación para particulado grueso y/o fino en Rancagua, Talca, Los Ángeles, Concepción, Temuco y Padre Las Casas, Osorno, Valdivia y Coyhaique. Las medidas a aplicar apuntan a evitar emisiones desde fuentes nuevas (aplicación de nueva norma de aislación térmica; prohibición de uso en nuevas viviendas de estufas a leña; y congelamiento de parque de estufas a leña existentes) y reducir las emisiones de las fuentes ya existentes.

En este último plano se incluye el subsidio a la aislación en viviendas existentes; prohibir el uso de estufas a leña en el sector público, industria y comercio; sacar de funcionamiento gradualmente los artefactos menos eficientes y más contaminantes; prohibición de uso de cocinas a leña en zonas urbanas; programas de recambio para apoyar a quienes deban cambiar su calefactor o cocina; establecer límite de emisión para procesos industriales y calderas; y prohibición de comercialización de leña húmeda.

Asimismo, la Ministra dijo que se impulsará una mejora en la información a la ciudadanía y un sistema más estricto de fiscalización, a través de un registro de artefactos a leña y registro de comerciantes de leña.

Respecto de los planes de descontaminación de episodios críticos, como el recientemente vivido en Temuco, señaló que incluye la prohibición de uso de calefactores a leña en algunas zonas de la ciudad en episodios de alta contaminación; prohibición de clases de educación física y actividades deportivas; paralización de las industrias que no cumplan con límite más estricto; y reforzamiento de la fiscalización.

La Secretaria de Estado recalcó que este problema energético (representa un 21% de la energía primaria y el 60% de la energía de uso residencial) viene siendo enfrentado desde marzo de 2010, cuando se dibujaron los primeros lineamientos de la estrategia nacional de combate a esta problemática. Destacó que uno de los hitos en esta lucha estuvo dado en enero de 2012, cuando entró en vigencia la nueva norma de particulado fino (MP 2,5), que reemplazó a la de particulado grueso (MP 10)

Comunicó que, diferenciado por zona geográfica, las principales fuentes de contaminación MP 2,5 son:

1. La industria: en la zona norte representa un 90%; en el centro, afecta entre un 20 a 27%; en Concepción un 40%; y en el sur sólo un 10%.
2. El transporte: impacta en un 10% en el norte; entre un 15 a 37% en el centro; y en un 10% en Concepción y el resto del sur.
3. La leña: presenta una escalada que va del 0% en el norte, avanza a un 30% en Santiago, sigue con un 50 a 65% entre Rancagua y Concepción y llega a un 80% en el sur.

Debate

Los diputados valoraron los esfuerzos realizados por el Ejecutivo y, en general, estimaron que son las medidas correctas a impulsar, sin embargo, hubo un llamado generalizado a acelerar el paso, dado los efectos que la contaminación produce en la salud de las personas, pero, al mismo tiempo, atendiendo las dificultades económicas que presenta gran parte de la población para hacerse de un combustible barato.

El diputado Guillermo Teillier (PC) recalcó que no es posible suponer hoy que un programa de descontaminación implique un período de tiempo tan extenso como el desarrollado en la Región Metropolitana, que involucró diez a quince años. Planteó que episodios de emergencia como el recientemente vivido en Temuco volverán a pasar, requiriéndose soluciones más rápidas.

El diputado Patricio Vallespín (DC) resaltó que, frente a eventos de emergencia y preemergencia cada vez más frecuentes y ante un análisis ya consolidado sobre la fuente contaminadora y las vías de solución, se esperaría un accionar más dinámico. “Sólo se puede mejorar con el ritmo de las metas, las cuales dependen del volumen de los recursos para las acciones que se tienen que hacer y que apuntan a las inversiones que debe emprender la autoridad”, puntualizó el legislador.

En la misma línea, el diputado Fernando Meza (PRSD) sostuvo que el Gobierno tiene que avanzar por líneas paralelas en su plan de largo plazo con estrategias de corto plazo que podrían pasar por el financiamiento de convertidores desarrollados por las Universidades de La Frontera y de Concepción, que reducirían hasta en un 90% las emisiones y que presentarían un costo aproximado a los 150 mil pesos.

La Ministra Benítez insistió en que un plan bien hecho implica tiempo y sostuvo que es imposible lograr la disminución de concentraciones en un año o dos. Dijo que la situación podría ser distinta si se hubiesen tomado acciones antes, pero recordó que el tema sólo fue visibilizado bajo su administración, ya que antes los recursos sólo se focalizaban en la Región Metropolitana.

Recalcó que el Gobierno triplicó la inversión en materia de calidad del aire para el sur de Chile e informó que sólo en Temuco se han invertido más de 26 mil millones de pesos, entre subsidios y programas de recambio, entre otros ítems.

Además, planteó la necesidad de generar cambios culturales que involucren el uso eficiente de la leña, tomar conciencia sobre el gasto innecesario de energía y la posibilidad de emigrar hacia otras fuentes energéticas.