Noticias

Comisión de Economía recibió a empresa especialista en sistemas biométricos de identidad para tarjetas bancarias

Publicado el 20 de noviembre del 2013

Los parlamentarios continuaron discutiendo el proyecto de ley que fortalece la seguridad de las transacciones con tarjeta bancaria o de casa comercial, incorporando el reconocimiento por medio de la huella digital. En este contexto escucharon los planteamientos de la empresa TOC, quienes destacaron la importancia de implementar sistemas de autentificación biométrica en dichas tarjetas.

La moción (boletín 9104) pretende implementar en la compra de bienes y servicios con tarjetas de crédito y débito, un sistema de seguridad biométrico; complementado mediante el uso de claves de 4 dígitos, tal como se ha utilizado en nuestro país hasta el día de hoy.

En este contexto, el Gerente General, Ricardo Navarro y otros representantes de la empresa TOC, dijeron sentirse conformes con este proyecto de ley, considerando que la implementación de sistemas de identificación biométrica, como la huella dactilar, impiden la ocurrencia de delitos como la suplantación de la identidad, fraudes y robos de bases de datos con Pin Pass. Asimismo, se permite la protección de datos personales y todas las transacciones comerciales se pueden hacer sólo con el consentimiento explícito del titular.

Asimismo, señalaron que los actuales sistemas como el Pin Pass, las Tarjetas de coordenadas o el digipass son mecanismos que van quedando obsoletos, y que pueden ser hackeados, reseteados y socialmente encontrados, por lo que ya no son mecanismos de seguridad suficientes.

Señalaron que “las transacciones deben asegurar la privacidad de las personas, que sus datos y conductas de compra sean de su exclusivo uso. Gracias al registro nacional y de extranjeros residentes, todos ya estamos enrolados, no existe necesidad real de crear bases de datos con nuestra información, ya que nuestro documento de identidad es nuestra base de datos y está en nuestro poder, no en el de las empresas”.

El diputado José Manuel Edwards (RN), dijo al respecto que “estamos viendo de qué manera proteger mejor a los consumidores en el uso de las tarjetas de crédito y de casas comerciales. La idea es que los chilenos tengan un sistema más fácil, más expedito y mucho más seguro de poder hacer las transacciones y con eso evitar la gran cantidad de fraudes que vemos todos los días en esa materia”.

Sobre lo señalado por los invitados explicó que ellos “tienen una tecnología en particular y lo que nosotros queremos es dejar a nivel de ley el principio de que tienen que haber tecnologías, ojalá biométricas, que tengan que ver con la cara, o los ojos o las huellas dactilares, o cosas que sean imposibles de falsificar, o extremadamente difíciles de falsificar, sin embargo la comisión se manifestó contraria a forzar un solo tipo de tecnología a nivel de ley”.

El diputado Patricio Vallespín (DC) sostuvo que “nos damos cuenta que este es un proyecto que tiene bastante pertinencia pero no sólo el tema de la huella digital, sino que cualquier instrumento biométrico que permita evitar la clonación y todos los problemas que hoy existen, creo que es un tema que va bien encaminado, aunque vamos a hacer algunas precisiones después de escuchar a distintos actores pero creo que hay disposición para dar más seguridad a los usuarios de tarjetas”.

Dijo además que los invitados “señalaron que están en condiciones de entregar absoluta seguridad y eficiencia con costos económicos razonables, por lo tanto miraban con muy buenos ojos este proyecto, nosotros les planteamos que esto no puede ser una cosa monopólica, que tienen que haber otros oferentes, pero ellos nos decían que hay entre tres y cuatros oferentes en el mercado”.

Libre elección de los servicios de cable, Internet y telefonía

En la sesión los diputados también aprobaron una indicación presentada por los diputados presentes al proyecto de ley (boletín 9007) que protege la libre elección en los servicios de cable Internet o telefonía, evitando los contratos de exclusividad con las inmobiliarias, de manera que el consumidor pueda elegir la compañía en el mercado.

El diputado Vallespín explicó que “habíamos presentado en la Sala una indicación al proyecto de ley, mediante el cual queremos garantizar la posibilidad de elegir de las personas que se van a vivir a un edificio o condominio en donde muchas veces para los servicios de telefonía, Internet o cable existe un sólo conducto, lo que cual significa limitar la capacidad de elección de las personas y por otro lado atenta contra los derechos del consumidor y la Ley de libre competencia”.

La indicación fue aprobada en forma unánime, y lo que hace es mejorar el proyecto inicial "porque éste no tenía una directriz especial que asegurara la libre elección y la indicación presentada nos permite garantizar eso con mucha precisión porque se señala que las constructoras, las inmobiliarias que desarrollan ese tipo de proyecto deberán tener dos conductos para aquello para que al menos existan dos alternativas para que la gente pueda elegir”, afirmó el parlamentario.

Por último el diputado Edwards dijo que el avance es “una excelente noticia para los consumidores”, ya que “van a poder elegir el servicio que quieren contratar y en particular, las empresas de Internet y telefonía van a tener que competir en todos los lugares y no van a poder seguir teniendo estos nichos en donde no existe competencia”.