Noticias

Diputados aprobaron mayores recursos para regiones a través de la partida del Ministerio del Interior

Publicado el 14 de noviembre del 2018

La asignación presupuestaria para 2019 presenta incrementos tanto del Fondo Nacional de Desarrollo Regional, así como del Fondo de Apoyo Regional. Esta fue una de las carteras favorecidas con incrementos especiales tras el acuerdo alcanzado en la Comisión Mixta de Presupuestos.

Aumento de recursos para las regiones fueron aprobados hoy por la Cámara de Diputados en el contexto de la ratificación del presupuesto para 2019 del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, el cual contempla montos netos por $3.371.745 millones, en moneda nacional; y por US$63 millones, en moneda extranjera.

El texto original del presupuesto (boletín 12130) contemplaba transferencias a los gobiernos regionales (Gores) por $179.000 millones. Los ingresos provendrán del Gobierno Central, de la Dirección de Educación Pública, FIE (Fondo de Infraestructura Escolar, dependiente de la Dirección de Educación Pública), del Tesoro Público (financia el FAR, Fondo de Apoyo Regional del fondo espejo del Transantiago) y de la Subsecretaría de Energía. Existe, además, una transferencia del gobierno español para saneamiento sanitario.

El proyecto de presupuesto considera también un aumento de un 9,6% para el funcionamiento de los Gores. Estos incrementos tienen relación con la creación de tres nuevas divisiones y los funcionarios capacitados para administrarlas, las cuales servirán de impulso para el proceso de regionalización de la nueva ley que comienza a regir en plenitud el año 2022.

Cabe recordar que la distribución del 90% del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) entre las regiones se efectúa teniendo en cuenta la población en condiciones de vulnerabilidad social y las características territoriales de cada región. Para estos efectos, se considerarán las dos variables siguientes:

a. Con a lo menos un 50% de ponderación, la población en condiciones de pobreza e indigencia, medida en términos absolutos y relativos.

b. El porcentaje restante, en función de uno o más indicadores relativos a las características territoriales de cada región, que determinen las posibilidades de acceso de la población a los servicios, así como los diferenciales de costo de obras de pavimentación y construcción.

El restante 10% se distribuye a lo largo del año presupuestario, donde un 5% se destina a gastos de emergencia y otro 5% se asigna de acuerdo a criterios de eficiencia ligados al desempeño en las áreas de Salud, Educación y Gestión de la Inversión Regional.

Conforme a la forma de distribución señalada, para el próximo año el porcentaje de asignación por región es la siguiente: Tarapacá, 3,65%; Antofagasta, 4,84%; Atacama, 4,02%; Coquimbo, 6,05%; Valparaíso, 7,25%; O'Higgins, 6,34%; Maule, 8,89%; Biobío, 7,31%; La Araucanía, 10,30%; Los Lagos, 7,62%; Aysén, 4,37%; Magallanes, 4,76%; Metropolitana, 11,84%; Los Ríos, 4,64%; 3,09%; y Ñuble, 5,03%.

La partida presupuestaria también contempla dineros para la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere) por $589.912 millones. Presenta una disminución de un -5% al presente año que se explica por la disminución de las deudas que tiene la Subsecretaría con organismos internacionales y por una baja en el programa de Convergencia, relacionado con la División de Desarrollo Regional, donde los proyectos de las ocho regiones consideradas se empiezan a agotar.

En este marco se financia, por ejemplo, el programa de Desarrollo Local, donde existe un aumento del fortalecimiento de la División de Municipalidades, que permitirá, a su vez, el fortalecimiento de los gobiernos municipales, porque estos también son parte del proceso de descentralización.

A lo anterior se deben sumar incrementos por $10 mil millones para inversión regional, ello como base del acuerdo transversal alcanzado en instancias de la Comisión Mixta de Presupuestos.

La partida del Ministerio del Interior también incluye financiamiento para
1. El Servicio de Gobierno Interior, por $74.220 millones (incluye dineros para la administración de los complejos fronterizos; el programa de atención a migrantes; de coordinación, orden público y gestión territorial; programa de barrios transitorios de emergencia;
2. La Oficina Nacional de Emergencia, por $15.872 millones. Contempla un incremento de recursos de un 4,7%,.
3. La Subsecretaría del Interior, por $31.352 millones. Incluye financiamiento para la Red de Conectividad del Estado; el Fondo Social; y Bomberos de Chile.
4. Hospital de Carabineros, por $30.544 millones.

Además, en el área de seguridad pública (ver nota) esta partida financia a la Agencia Nacional de Inteligencia; a la Subsecretaría de Prevención del Delito; el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol; Carabineros de Chile; y la Policía de Investigaciones de Chile.