Noticias

Más de tres mil personas visitaron el Congreso Nacional en el Día del Patrimonio

Publicado el 27 de mayo del 2019

El recorrido contemplaba una visita guiada a los jardines, las salas de sesiones de la Cámara de Diputados y del Senado, junto al Salón de Honor, además de la presentación del grupo Antumapu de la Universidad de Chile.

Como un éxito rotundo calificó el Presidente de la Cámara de Diputados, Iván Flores (DC), la visita de cerca de tres mil 400 personas al edificio histórico del Congreso Nacional en Santiago.

El diputado recibió a diferentes grupos en el hemiciclo, a quienes les narró parte de la historia del Congreso y sus funciones. “Es emocionante ver cómo se interesan, no solamente por el patrimonio arquitectónico de este inmueble, sino por lo que ha ocurrido aquí”, señaló.

El público asistente ingresó al edificio por calle Bandera con Compañía. Desde ahí pudieron visitar los jardines, donde se encuentran las campanas de la destruida iglesia de la Compañía de Jesús. Luego, pasaron por la Sala de sesiones de la Cámara de Diputados, para seguir por las dependencias de la Biblioteca del Congreso Nacional y la Sala de sesiones del Senado, finalizando en el Salón de Honor.

“Creo que, si seguimos abriendo las puertas a nuestros edificios, a nuestras sesiones, a lo que pensamos, a lo que decimos, a lo que trabajamos; vamos a ser un Parlamento más comprensivo y también más comprendido”, planteó el diputado Flores, conmovido por el interés de la ciudadanía que comenzó a hacer la fila de ingreso una hora antes de que se abrieran las puertas del edificio.

Quienes visitaron el Congreso, pudieron también apreciar la presentación del grupo folclórico Antumapu de la Universidad de Chile, quienes hicieron una muestra de bailes tradicionales en la entrada del Salón de Honor del Congreso en Santiago.

Historia del Congreso Nacional en Santiago

La sede capitalina del Parlamento chileno es una de las edificaciones públicas más importantes construidas en la segunda mitad del siglo XIX. Su construcción fue acordada en 1854, durante el gobierno del Presidente Manuel Montt, con el objetivo de dotar de un espacio propio al Poder Legislativo, que desde su creación, el 4 de julio de 1811, no disponía de un lugar fijo para sesionar.

De estilo neoclásico francés, sus accesos principales están formados por conjuntos de altas columnas corintias y dóricas, cuenta con pisos y escaleras de mármol, además de cúpulas con vitrales en ambas salas de sesiones.

Los planos del lugar estuvieron a cargo de los arquitectos franceses Brunet des Baines y Lucien Henault y su construcción finalizó recién en 1876.

El edificio, que se encuentra situado en la manzana comprendida entre las calles Bandera, Compañía, Morandé y Catedral, fue declarado monumento histórico el año 1976 y contempla una amplia zona de jardines anexadas tras el incendio que destruyó la iglesia de la Compañía, el 8 de diciembre de 1863, donde fallecieron cerca de dos mil personas que asistían al servicio religioso.