Noticias

Comisión Mixta de Presupuesto recibió actualización de la situación fiscal y económica

Publicado el 05 de noviembre del 2019

Ante el grupo parlamentario, el nuevo ministro de Hacienda, Ignacio Briones, explicó que algunos de los supuestos macroeconómicos que sustentaron el presupuesto de la nación para 2020 fueron revisados a la baja, lo que sumado a las nuevas consideraciones de la Agenda Social impulsada a raíz de la crisis, obligará a una reconsideración del erario planteado originalmente.

Siguiendo la cronología estimada al inicio de la discusión presupuestaria, la Comisión Mixta de Presupuesto inició esta semana su trabajo a la luz de los informes que han ido elaborando las cinco subcomisiones en que se divide este grupo de legisladores, que revisaron el amplio compendio de materias contenidas en el erario nacional para el año 2020.

Sin embargo, la discusión presentada este martes (5 de noviembre) tuvo como novedad a años anteriores el estreno de un nuevo ministro de Hacienda, Ignacio Briones, quien realizó una actualización del escenario macroeconómico y fiscal de la economía chilena, a la luz de los acontecimientos que han ocurrido en las últimas semanas en el país y que vendrán a afectar las líneas de la propuesta ingresada a trámite en septiembre pasado.

“Hoy traje números realistas, no podemos desconocer la realidad que tenemos al frente. La situación económica que atraviesa el país es difícil”, advirtió el ministro Briones a los legisladores de la Comisión Mixta de Presupuestos.

Briones informó que, dado los acontecimientos que han ocurrido, se hace necesario revisar a la baja el crecimiento del PIB de este año, desde un rango entre 2,4% y 2,9% (centrado en 2,6%) hasta un rango entre 1,8% y 2,2% (centrado en 2,0%).

Agregó que esta proyección considera una expansión del PIB entre 1,2% y 1,7% para el cuarto trimestre, escenario que dista del que hubo en el tercer trimestre, cuando la economía chilena aceleró su ritmo de crecimiento (entre julio y septiembre, el PIB creció 3,3%).

Explicó que las manifestaciones sociales que se han desarrollado han impactado el crecimiento y evaluó que las estimaciones preliminares para el imacec de octubre se han ajustado fuertemente a la baja, no descartándose un registro negativo.

Proyecciones para 2020

Si bien consideró que la actividad económica volverá a su curso normal de forma gradual en los próximos trimestres, conformó que las proyecciones bajaron respecto del último Informe de las Finanzas Públicas. ´

Para 2020, las estimaciones preliminares indican que el crecimiento del PIB será menor que lo previsto hace algunos meses, ubicándose entre 2,0% y 2,5% (centrado en 2,3%), como consecuencia de un deterioro de los determinantes del consumo y la inversión privada, que será parcialmente contrarrestado por el impulso que está entregando la política monetaria, los esfuerzos de reconstrucción y de la Agenda Social anunciada por el Gobierno”, precisó Briones.

La proyección no considera cambios relevantes en el contexto internacional, lo que mantendría la estimación para el precio del cobre, aunque se reconoció una mayor debilidad del peso respecto del dólar. Asimismo, en materia de inflación, se calcula una convergencia gradual a la meta del Banco Central en los próximos años.

Financiamiento de la reconstrucción

La proyección de gastos presentada por el Ministro de Hacienda se corrigió, principalmente, por la incorporación de los costos fiscales de la Agenda Social, cifra que alcanzaría al año 2020 a los mil 272 millones de dólares (510 millones en materia de pensiones; 106 millones por salud y medicamentos; 306 millones por ingreso mínimo garantizado; y 350 millones para el plan de reconstrucción).

El titular de la Dipres, Rodrigo Cerda, explicó que el financiamiento del paquete de medidas de la Agenda Social para el año 2020 se realizará a través de:

• US$600 millones de mayor gasto para el Presupuesto del año 2020.
• US$322 millones del Presupuesto 2020 saldrán de reasignaciones presupuestarias.
• US$350 millones de gasto asociados a reconstrucción vía capitalización de Metro.

El Titular de Hacienda explicó que los US$600 millones de mayor gasto para el Presupuesto del año 2020 se financiarán con recursos que el país posee ahorrados en el Fondo de Estabilización Económica y Social (FEES). De este mismo Fondo se extraerán US$850 millones para financiar el mayor déficit fiscal de este año.

El Gasto del Gobierno Central Total (GCT) proyectado en el IFP del III Trimestre presentaba un crecimiento real anual de 3,4% para 2019 y de 3,6% para el año 2020 en relación a la proyección 2019, y 3,0% en relación a la Ley de Presupuestos 2019. Al incorporar el mayor gasto contemplado para dar cumplimiento a la Agenda Social, se considera un aumento de $15.346 millones, para 2019; y de $417.022 millones (US$ 600 millones), en 2020.

Con ello, aumenta la variación del Gasto del GCT para el año 2020, ubicándose en 4,6% real anual respecto a lo proyectado. En comparación a la Ley de Presupuestos 2019, el crecimiento del Gasto del GCT alcanza un 4,0% real anual.

La autoridad informó que se usarán parte de los recursos del Fondo de Estabilización Económica y Social (FEES) para financiar la agenda social.