Noticias

Diputados aprobaron mayores recursos para el fomento pesquero y el desarrollo turístico

Publicado el 19 de noviembre del 2014

Los dineros se encuentran contemplados en la partida presupuestaria del Ministerio de Economía, cartera que presenta montos totales brutos por $1.072.804 millones. En el caso del ámbito pesquero, el Ejecutivo comprometió la adhesión de nuevos montos durante el año, en tanto se ratifiquen iniciativas hoy en trámite legislativo en el Parlamento.


Dineros para fortalecer la institucionalidad nacional y el desarrollo de la pesca artesanal, en el ámbito pesquero, así como para trabajar en la promoción nacional e internacional de nuestro país y en el desarrollo de capital humano, en área del turismo, fueron aprobados hoy por la Cámara de Diputados en el contexto de la ratificación de la partida presupuestaria del Ministerio de Economía, cartera que contempla dineros totales brutos por $1.072.804 millones.

El Ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, indicó que el enfoque en materia pesquera estará dado por el desarrollo productivo. Dijo estar consciente que el sector ha sufrido con la reducción de cuotas de captura y que deben enfrentar la situación del sector con una mirada productiva de agregarle valor. Lo mismo en la pesca artesanal que se incrementa en un 25%.

La Subsecretaría de Pesca y Acuicultura considera dineros para 2015 por $34.784 millones, alcanzando una variación positiva de 4,4%. El Subsecretario Raúl Súnico informó que el presupuesto tiene un incremento en su gasto bruto de un 5,1% y precisó que sus mayores incrementos están en gasto en personal, que crece en $114 millones y que obedece a la incorporación de nuevos profesionales para fortalecer las áreas de biodiversidad, recursos bentónicos y tres Direcciones zonales de pesca.

Señaló que se incrementa al apoyo operacional de la plataforma científica, básicamente, el buque científico Abate Molina, que crece en $309 millones, por costos operacionales. Recordó que el año pasado tuvo un aporte importante para su modernización tecnológica, pero, recordó que han aumentado los precios de puertos, combustibles y otros necesarios para su buen funcionamiento.

Así también, crece el ítem de investigación pesquera en $684 millones. En adquisición de activos no financieros, crece $335 millones, destinado a la renovación de la plataforma informática de la institución, además del pago de las licencias computacionales que se deben actualizar.

El Fondo de Administración Pesquero contempla recursos por $8.412 millones, lo que representa una variación positiva de un 58,1% con respecto al presupuesto vigente.

El Subsecretario de Pesca reconoció la actual crisis del sector y coincidió en la necesidad de buscar un aumento de los ingresos de los pescadores a través de diversificación de los mismos. En este plano destacó la regularización de caletas pesqueras para desarrollar encadenamientos productivos; instalar sus cadenas de fríos; o generar zonas de procesos, de modo de incorporar valor agregado a lo que capturan.

Finamente, entre otros puntos, dijo que es necesario potenciar la acuicultura de pequeña escala, para lo cual también se impulsará una propuesta legal; y la pesca de recursos bentónicos, que la Ley de Pesca abordó de manera insuficiente.

El Sernapesca considera dineros por $29.134 millones, alcanzando una variación positiva de un 9,6%. Se informó que el incremento se relaciona, principalmente, con fortalecer las capacidades fiscalizadoras, con más personal calificado contratado y el desarrollo de una Escuela de Fiscalización, con el objeto de elevar las competencias de los funcionarios.

Destacó que hay un aumento de la fiscalización en terreno, principalmente, en las áreas críticas: merluza, en el cual se destinan $250 millones para un programa nuevo e innovador, tanto en las caletas como en los centros de distribución; un programa para relocalización de concesiones de acuicultura; y un programa para fortalecer el control de la plaga Didymo.

Turismo

El Ministro Luis Felipe Céspedes indicó que en materia de turismo el aumento de recursos es del orden del 29,8%. Resaltó la necesidad de generar esos bienes públicos e infraestructura para desarrollar el sector.

El Servicio Nacional de Turismo plantea montos por $24.724 millones, lo que se traduce en una variación positiva de 9,5%. La Subsecretaria de Turismo, Javiera Montes, señaló que el aumento del presupuesto corresponde a $2.147 millones, lo que permitirá disponer de recursos para el traspaso de seis funcionarios desde honorarios a contrata.

Resaltó el incremento de los programas sociales: Vacaciones Tercera Edad, que aumenta un 15,8%, alcanzando un total de 50.500 beneficiarios; el programa Gira de Estudios, que crece un 4,8%, 1llegando a un total de 24.700 beneficiados; y el nuevo programa Turismo Familiar, con 6.300 beneficiarios, dirigido a familias vulnerables y aquellas con jefa de hogar. Indicó que se viaja en mediana y alta estación en aquellos destinos que no llegan a tener una ocupación alta, de manera de potenciar y estabilizar la empleabilidad y ocupación con el consiguiente beneficio social y económico de los destinos.

La Subsecretaría de Turismo considera recursos por $6.262 millones, lo que representa una variación positiva de 1.166,5%, respecto del presupuesto del año anterior. La Subsecretaría Montes destacó que el presupuesto aumenta 11 veces para financiar el Plan de Desarrollo Turístico Sustentable definido en la Agenda de la Productividad. Sin embargo, hizo presente que, si bien el crecimiento es alto, partieron de una base bastante baja, ya que el presupuesto que tenía la Subsecretaría era de operación y estos recursos no son para ser ejecutados directamente, sino que para realizar transferencias corrientes a otras instituciones públicas.

Informó que las brechas que se identifican en el sector del turismo apuntan al ámbito de la promoción, el desarrollo de destino y productos, infraestructura, capital humano y calidad. Así, agregó, la Agenda buscará hacerse cargo de dichos puntos y explicó que las acciones comprometidas en relación a la Agenda se pueden dividir en dos etapas: año uno, se asigna un 10% de los recursos para el Fondo Nacional de Desarrollo Turístico. El año dos, tres y cuatro el Fondo trabajará con acuerdos de programación con los gobiernos regionales, además de un levantamiento de brechas en los distintos ámbitos y destinos del país. Así también, a través de mesas público-privada para identificar dónde están los espacios de intervención en estos ámbitos con brecha identificada.

Los recursos del año uno, del Fondo, responden a trabajar en promoción nacional e internacional con $2.500 millones. De ello, identificó $1.700 millones para la promoción internacional que se incorporan a los recursos que hoy ya existen ($6.500 millones), con el objeto de potenciar algunos mercados como Estados Unidos, Brasil y Argentina. Agregó que, durante cuatro años se van a duplicar los recursos en esta materia.

En promoción nacional, explicó que generarán espacios de acercamiento de los distintos productos turísticos existentes en el país, con los canales de comercialización y con el público en general, estableciendo trabajo en las principales regiones como Antofagasta, Valparaíso, Concepción y la Metropolitana. Asimismo, se potenciará el ámbito del desarrollo de productos, calidad y capital humano.

En cuanto al desarrollo de ofertas, indicó que se trabajará con los operadores regionales, para que conozcan de mejor forma la oferta y puedan animar que otros productos se encadenen y así diversificar la oferta que se tiene como país, que muchas veces no incorpora nuevos productos en los canales de comercialización establecido. Respecto a capital humano, precisó que trabajarán con las personas que atienden el sector con el objeto de generar conciencia del compromiso que se debe tener con el sector que aporta a la economía del entorno.

En materia de infraestructura, señaló que el primer año desarrollarán infraestructura habilitante en áreas protegidas que fueron priorizadas en el Comité de Ministros del año 2013. Se implementarán señalética, senderos, miradores, entre otros, es decir, una puesta en valor de los parques nacionales como producto turístico, focalizado en aquellos parques que ya se han priorizado como Las siete tazas, Villarrica, Cerro Castillo y Pan de Azúcar.