Noticias

Cannabis: Diputados aprueban en general proyecto que legaliza autoconsumo y despenaliza uso medicinal

Publicado el 07 de julio del 2015

La iniciativa legal autoriza el autocultivo de hasta 6 plantas por domicilio. Adicionalmente, autoriza el consumo con fines terapéuticos, con prescripción médica. El texto vuelve a la Comisión de Salud, para el análisis de las indicaciones.

La Cámara de Diputados aprobó, con 68 votos a favor, 39 en contra y 2 abstenciones, el proyecto (boletines 9471 y 9496) que modifica el Código Sanitario y la Ley 20.000, que sustituye la Ley 19.366, que sanciona el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas, con el objeto de legalizar el autocultivo de cannabis para el consumo privado y despenalizar su expendio y cultivo para fines medicinales.

El texto permite el porte de un máximo de 10 gramos para consumo privado sin autorización previa. Adicionalmente, se sancionará el porte de cantidades mayores y por parte de menores de edad.

Los padres o adultos que tengan a su cargo el cuidado personal del menor podrán autorizar la administración de dosis naturales de cannabis sin aditivos, para el tratamiento de enfermedades debidamente diagnosticadas. Bajo ningún respecto, la administración de estos tratamientos podrá realizarse mediante la combustión de estas especies.

Plantaciones

El texto indica que la autorización para la siembra, plantación, cultivo o cosecha será otorgada por el Servicio Agrícola y Ganadero. Esta autorización no se podrá otorgar a personas naturales con antecedentes judiciales relacionados con tráfico de drogas o lavado de activos. Lo mismo ocurrirá con las personas jurídicas cuyos representantes legales, administradores y socios se encuentren en alguna de dichas situaciones.

También se suspenderá la autorización si, posterior a su entrega, se formaliza la investigación por alguno de los delitos aludidos y se entenderá cancelada definitivamente, de igual modo, desde que se encuentre ejecutoriada la respectiva sentencia de término condenatoria.

La iniciativa dispone que toda siembra, plantación, cultivo o cosecha de especies, subespecies y variedades del género cannabis, estará sometido al control y fiscalización del Servicio Agrícola y Ganadero y del Instituto de Salud Pública dentro de las atribuciones que la ley establece.

El cultivo personal o autocultivo, que no exceda de seis plantas o de un total de un metro cuadrado en interior con luz artificial, además de la tenencia de un máximo de quinientos gramos, en un mismo y único domicilio, se entenderá autorizado por el solo ministerio de la ley. El excedente será sancionado, salvo que en base a elementos objetivos, tales como cantidad, proyección de número de dosis susceptibles de obtenerse, forma de ocultamiento o tenencia de materiales que faciliten el tráfico, el juez competente estime lo contrario, y se procederá al comiso, debiendo la autoridad ponerlas a disposición del Instituto de Salud Pública, para su destinación a la atención de tratamientos médicos, para su uso científico y de investigación, o para su destrucción.

El cultivo con fines medicinales y terapéuticos o científicos y de investigación, de especies, subespecies y variedades del género cannabis deberá contar con las correspondientes autorizaciones relativas a las condiciones sanitarias y ambientales de la competente autoridad sanitaria.

Reacciones

Tras la votación, la diputada Cristina Girardi (PPD) recordó que “hoy día en Chile el consumo no está penalizado, no obstante las personas que tienen que consumir, por ejemplo, para uso medicinal no tienen la forma de acceder a la cannabis, así como tampoco lo tienen las personas que la quieren consumir para uso recreativo”. “Esto nos habla de que la ley actual es un tanto hipócrita”, indicó.

Por su parte, la diputada Loreto Carvajal (PPD), señaló que “yo creo que Chile ha dado un paso importante en materia de las libertades y derechos. Con la aprobación de este proyecto se pone énfasis en lo que la gente reclama que es que poner los temas desde la ciudadanía en el Congreso. Queremos avanzar en una normativa que permita el autocultivo bajo ciertos parámetros y regular un mercado que está en manos de los narcotraficantes, quienes revierten la pureza de la cannabis agregándole elementos químicos que son altamente adictivos como la pasta base”.

Por su parte, el diputado Matías Walker (DC) valoró el apoyo recibido en la sala, "pues lo que hoy votamos recoge un proyecto de resolución que presentamos el año pasado con el diputado Víctor Torres para permitir expresamente el uso de la cannabis y sus derivados con fines medicinales, así como el realizado junto a otros parlamentarios para despenalizar y legalizar el consumo de cannabis producto del autocultivo de hasta seis plantas o también el porte de cannabis, sin aditivos, hasta los 10 gramos”.

El diputado Claudio Arriagada (DC), se mostró muy conforme con la aprobación, pues a su juicio "se ha puesto fin a una etapa de distorsión y criminalización de un tema que el país debe discutir con altura de miras".

A su turno, la diputada Karol Cariola (PC), dijo que se trata de “un día histórico contra el narcotráfico, un día histórico para que aquellos usuarios medicinales dejen de ser perseguidos de una vez por todas en este país y puedan acceder a una medicina que puedan cultivar en sus patios, aunque a la industria farmacéutica esto no les guste “, expresó.

El presidente de la Comisión de Salud, diputado Juan Luis Castro (PS), llamó al Ejecutivo a enviar a la brevedad las indicaciones necesarias que perfeccionen el texto, de manera que podamos sacar de la Cámara esta ley a mas tardar en un mes”. “Creemos que esta es la oportunidad de que resolvamos este tema, sobre todo, al ver el enorme respaldo de este proyecto en el Parlamento”, precisó.

La Segunda Vicepresidenta de la Cámara, diputada Denise Pascal (PS), calificó el debate como histórico. “Hoy es el momento de decir basta, basta de enjuiciar a ciudadanos que desean recrearse, basta de aplicar sanciones a personas que lo único que quieren es aliviar sus dolores y problemas de salud, acá qué queremos legalizar el autocultivo para el consumo privado, para que dejemos de llamar delincuentes a personas que no lo son, personas comunes y corrientes que usan la marihuana para uso personal por distintos fines.”