Noticias

Piden al Gobierno la implementación de servidumbres de paso en la región de Aysén

Publicado el 12 de julio del 2019

En la resolución se plantea la necesidad de que exista una coordinación entre los ministerios sectoriales para fomentar desde ellos o bien desde los servicios vinculados la realización de las obras más apremiantes.

Requerir al Presidente de la República la implementación de servidumbres de paso en la región de Aysén, generando medidas de apoyo y financiamiento para su efectivo establecimiento, es el objetivo de la resolución 459, aprobada por la Cámara de Diputados por 144 votos a favor y una abstención.

La idea fue planteada a la Sala por las /os RN Aracely Leuquén, Hugo Rey, Karin Luck, Carlos Kuschel, Francesca Muñoz y Frank Sauerbaum; DC Miguel Ángel Calisto y Víctor Torres; independiente René Alinco; y UDI Pedro Pablo Alvarez-Salamanca.

En la resolución se resalta que la región de Aysén es la tercera más grande del país, pero con una densidad poblacional de sólo 0,8 habitantes por kilómetro cuadrado, lo que la ubica como una de las menos pobladas del país.

Se evalúa en el documento que la institución de las servidumbres, donde un predio se ve afecto a prestar algún servicio a otro, especialmente en materia de tránsito o "de paso", "vienen a solucionar un problema de convivencia entre personas, aunque no siempre resuelve el problema latente, que, como resulta obvio, requiere de una tramitación judicial (sumaria que finalmente es el más breve), así como de un conjunto de obras que permitan su implementación.

Así, se estima que si no se encuentran disponibles los recursos monetarios para acceder a la justicia y luego hacer efectiva la servidumbre, es probable que la relación de vecindad, en lo que al tránsito se refiere, continúe rigiéndose por las intenciones mutuas y voluntad de las personas. Si dichas intenciones no son pacíficas, el problema puede generar graves consecuencias.

En este contexto, se sostiene que la región ha debido enfrentar hechos "catastróficos" en materia de relaciones sociales, como producto de la defensa de la propiedad y de la escasa claridad que existe cuando se requiere una de estas servidumbres. "Las situaciones violentas entre colindantes han terminado incluso con muerte de personas, lo que debe ser evitado a toda costa. Por su parte, la demanda por sobre el acceso a sus predios es constante entre los propietarios rurales, quienes ya consideran como un derecho adquirido la posibilidad de transitar hacia y desde su bien", se precisa.

En este marco, la resolución plantea la necesidad de que la región de Aysén cuente con fomentos e incentivos del Estado para que estos proyectos se concreten.

En lo práctico, se acota, urge la coordinación entre los ministerios sectoriales (Obras Públicas, Vivienda y Urbanismo y Bienes Nacionales) para fomentar desde ellos o bien desde los servicios vinculados (como el instituto Nacional de Desarrollo Agropecuario) la realización de las obras más apremiantes.

Asimismo, se plantea fomentar la participación ciudadana con el objeto de generar proyectos comunitarios para:

1. Solicitar de manera colectiva la determinación judicial de las servidumbres "de paso".
2. La iniciación o realización colectiva de obras y pagos necesarios para la implementación de las servidumbres.
3. La solución alternativa y pacífica de las controversias que puedan surgir en el contexto de las relaciones vecinales rurales y similares.