Noticias

Cámara analizó políticas gubernamentales hacia los pueblos indígenas

Publicado el 07 de agosto del 2019

En la sesión especial, la Corporación también discutió la agenda mapuche elaborada por organizaciones mapuches en los Trawun de Temu Cui Cui y Ercilla. La Sala aprobó cuatro resoluciones que llaman al Ejecutivo, entre otras materias, a fomentar el diálogo, avanzar en la desmilitarización del territorio y realizar un reconocimiento de Verdad Histórica.

Analizar las políticas hacia los pueblos indígenas que implementa actualmente el Gobierno y la agenda mapuche elaborada por organizaciones mapuches en los Trawun (asamblea) de Temu Cui Cui y Ercilla fue el objetivo de la sesión especial de la Cámara de Diputados, celebrada entre las 17:00 y poco menos de las 19:00 hrs.

El debate, motivado en una presentación suscrita por 53 diputados y diputadas, fue iniciado por la Emilia Nuyado (PS), a nombre de los solicitantes.

La legisladora llamó a darle respuesta a los pueblos originarios, aludiendo a los últimos encuentros sostenidos por estos, uno de ellos celebrado en el mismo Salón de Honor del Congreso Nacional, en junio pasado, donde se llamó a suspender la consulta indígena y evitar imposiciones. Reconoció en este tema que el Estado tiene el deber de hacer consulta, pero remarcó que ello debe realizarse con consentimiento libre e informado de las comunidades.

Sostuvo que el Estado chileno tiene el deber de escuchar a los pueblos indígenas, pero no con militares sentados al lado, con invasión e irrespeto a los diversos tratados firmados. "¡Basta ya! No queremos más militarización en la Araucanía. Queremos, de una vez por todas, que los legisladores planteen con fuerza un proyecto para que el Presidente de la República solicite la desmilitarización del territorio mapuche", apeló.

Criticó la usurpación del territorio, los diversos asesinatos en la zona y la negación de la preexistencia de los pueblos indígenas. En este marco, pidió definir una política que permita a las comunidades restablecer el territorio y refutó las limitadas acciones de la Corporación Nacional Indígena (Conadi), particularmente en materia de presupuesto, que no permiten apoyar el desarrollo del pueblo mapuche en forma efectiva.

En la sesión también intervinieron los/as diputados/os Miguel Mellado (RN), Esteban Velásquez (FRVS), Mario Venegas (DC), Gustavo Sanhueza (UDI), Carmen Hertz (PC), Andrés Molina (Evópoli), Miguel Crispi (RD), Aracely Leuquén (RN), Luis Rocafull (PS), Diego Ibáñez (IND), Tomás Hirsch (PH), Cristóbal Urruticoechea (RN), Manuel Monsalve (PS) y Ricardo Celis (PPD).

Ejecutivo

Al encuentro asistieron en representación del Gobierno Secretario General de la Presidencia, Gonzalo Blumel; y de Desarrollo Social y Familia, Sebastián Sichel.

Este último señaló que la primera convicción que se tiene como Gobierno es avanzar rápido en soluciones concretas para los pueblos indígenas. En ese contexto, aclaró que “la violencia no tiene ninguna explicación” y que no hay legitimidad para ello. Agregó que los últimos actos de violencia ocurridos en la región fueron condenamos por el Gobierno, al tiempo que se le solicitó al INDH que se pronuncie sobre ello.

Sichel manifestó, además, que la sensación es que existe un problema más de fondo en lo que respecta a los pueblos indígenas. “Condenamos la pobreza permanente a la que hemos sacrificado a nuestros pueblos”, acotó, llamando luego a avanzar en materias como la agenda de desarrollo para los pueblos indígenas y en el programa Chile Indígena.

Sostuvo que hay "una oportunidad histórica para avanzar en el reconocimiento a los pueblos indígenas" y remarcó que ello tiene que ver con valorarlos en su conjunto y avanzar en aprobar el Consejo de Pueblos Indígenas.

Reconoció que existe “un desafío gigantesco en cuanto a analizar la Ley Indígena y no creer que esta es perfecta” y pidió a los parlamentarios conversar sobre el reconocimiento cultural de los pueblos indígenas. “Tenemos la sensación de que somos un Gobierno que ha mostrado disposición en avanzar en las políticas de pueblos indígenas”, insistió.

Resoluciones de la Sala

En la oportunidad se discutieron cinco resoluciones, de las cuales se aprobaron cuatro. Por medio de la primera (696), aprobada por 60 votos a favor 27 en contra y 14 abstenciones, se solicita al Presidente de la República que, en cumplimiento de los tratados internacionales ratificados por Chile vigentes, adopte una nueva política y relación con los pueblos originarios del país, que termine con el trato discriminatorio, paternalista y abusivo del Estado hacia ellos, y que esta se refleje en una profunda reforma constitucional.

En dicho plano, se pide incluir un reconocimiento a la existencia, derechos y libertades fundamentales e identidad de todos los pueblos originarios; y un repudio a las políticas de asimilación y extinción, estableciendo el deber estatal de ampararlos y protegerlos adecuadamente.

Además, que se reconozca un Estado Plurinacional, en términos de alianza con los pueblos originarios chilenos, junto con amparar los derechos políticos de organización y participación de estos, consagrando sus derechos colectivos, entre otros, al territorio y a los recursos naturales.

La resolución 698, ratificada por 56 votos a favor, 37 en contra y 11 abstenciones, solicita al Presidente de la República que instruya, en especial al Ministro del Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick, que se desarrolle un proceso de desmilitarización del territorio mapuche, en particular en Temu Cui Cui.

También se llama a implementar el retiro efectivo de las fuerzas especiales de Carabineros dispuestos en La Araucanía y Biobío, al interior de los territorios donde habitan y concentran comunidades mapuches.

Luego, la resolución 699, apoyada por 62 votos a favor, 18 en contra y 25 abstenciones, pide que Sebastián Piñera instruya la creación de una Comisión de Verdad Histórica para el Pueblo Mapuche, que cumpla con los estándares necesarios para constituirse como un acto reparatorio en sí mismo y que reconozca la responsabilidad del Estado en las vulneraciones cometidas y a sus derechos colectivos, como la autodeterminación, territorios e identidad de naciones indígenas, entre otros puntos.

Finalmente, la resolución 700, aprobada por 63 votos favorables, 26 en contra y 17 abstenciones, solicita el término efectivo del actual proceso de consulta indígena; apoyar la inclusión del Pueblo Mapuche en el proyecto que reconoce el genocidio de los Pueblos Selk´nam y Tewelche; emprender otras acciones legislativas relacionadas con proyectos como el nuevo Ministerio de Pueblos Indígena y el que modifica el Sistema de Evaluación Ambiental; y para efectuar modificaciones en los textos escolares conforme a una perspectiva de Estado Pluricultural.

En tanto, se rechazó la resolución 695, por 47 votos a favor, 25 en contra y 28 abstenciones (los votos favorables no superaron los contrarios y abstenciones), que indicaba que la Cámara de Diputados pedía "perdón por las decisiones legislativas adoptadas que permitieron la invasión y ocupación del territorio ancestral mapuche, así como el genocidio por parte del Estado y los colonos en contra del pueblo mapuche".