Noticias

Cámara rechaza cuestión previa de acusación constitucional contra exministro Chadwick

Publicado el 28 de noviembre del 2019

Conforme a las normas legales, tras no acoger la solicitud de la defensa del exministro Andrés Chadwick, la Corporación deberá pasar ahora a la discusión de fondo del libelo en cuanto a sus dos capítulos.

Por 79 en contra, 70 a favor y una abstención, la Sala de la Cámara de Diputados rechazó la denominada “cuestión previa”, argumentada por la defensa del exministro del Interior, Andrés Chadwick Piñera, por lo que ahora se deberá pasar al fondo de la discusión del libelo acusatorio que consta de dos capítulos.

La defensa del exministro Chadwick, representada por el abogado Luis Hermosilla, partió por señalar que “se han presenciado hechos que han dejado una estela de conducta, donde ha habido alejamientos de protocolos, delitos, conductas de carácter abusivo y en las cuales Andrés Chadwick, en su calidad de ministro, hizo todo lo que estaba en su capacidad y condición de autoridad para impedirlo”.

Hermosilla explicó los fundamentos de la defensa sustentados en tres puntos que, a su juicio, son problemas de admisibilidad de la acusación.

1- La acusación contraviene el debido proceso.

En este punto, el abogado se refirió a los dos capítulos contemplados en el libelo acusatorio y relató que en el primero de ellos al exministro se le hace una imputación de hechos que son en sí mismos “gravísimos” y que fueron cometidos por terceros.

Asimismo, agregó que se le atribuyen omisiones no especificadas, que habrían significado el uso abusivo y desproporcionado de la fuerza, y que se le hace una imputación pretendiendo buscar una responsabilidad de conductas realizadas por terceros.

“El grado de incerteza impide a la defensa poder controvertir una afirmación que es genérica e imprecisa, que implica la negación del derecho a defenderse adecuadamente (…) “La acusación parte de un error sustancial, que es que omite el hecho de que el Ministerio del Interior tiene competencia política y normativa en relación a las fuerzas de orden y seguridad, pero carece completamente de atribuciones operativas y técnicas”, manifestó.

En cuanto al segundo capítulo del líbelo, Hermosilla señaló que la imputación es que Andrés Chadwick tuvo directa responsabilidad en detenciones y lugares en circunstancias en que la ley no lo habilita.

“Se acusa, incluso, de haber afectado el prestigio de Chile en el exterior. ¿Alguien hoy día puede sostener que eso es así?”, preguntó.

2- Hechos de terceros atribuidos arbitrariamente o insuficientemente al exministro.

En este caso, el abogado argumentó que la acusación solo procede por actos u omisiones que puedan ser vinculados personal y directamente a la persona.

“Lo que vemos en la acusación es un conjunto de hechos de terceros y estos no pueden ser sustento de una acusación en contra del exministro Andrés Chadwick (…) “Aquí el exministro Chadwick ejerció todo lo que le correspondía, antes de los hechos y durante los hechos (…) “Aquello que se le puede imputar a Chadwick no es algo que uno pueda decir que corresponde a una omisión que provocó una afectación de derechos”, detalló.

3- La acusación pretende cuestionar el mérito de la declaración del estado de emergencia, cuestión que no es atribución de esta Honorable Corporación.

“Aquí lo que se hace es que se pretende criticar decisiones que son políticas en un ámbito que no corresponde en el primer periodo de decretado un estado de emergencia (…) Durante todo el tiempo de declarado el estado de emergencia, las instituciones siguieron trabajando”, declaró.

Finalmente, el abogado Luis Hermosilla culminó su defensa diciendo que la acusación no cumple con los requisitos establecidos, por lo que solicitó que no sea acogida a trámite.

Posturas de la comisión

Terminada la exposición de Luis Hermosilla, correspondió a los integrantes de la comisión encargada de analizar la acusación plantear su postura ante la Sala. De los cinco miembros, tres se manifestaron en contra del libelo y apoyaron la tesis de la defensa a favor de la cuestión previa.

La diputada Catalina Del Real (RN) comenzó su discurso diciendo que la acusación contra el exministro Andrés Chadwick carece de fundamentos constitucionales y que solo tiene un carácter ideológico.

“Cuando los acusadores citan el art 19 de la Constitución solo buscan con ello distraer la atención de los hechos de violencia que ocurrieron el 18 de octubre contra el metro de Santiago. Solo se busca desestabilizar al gobierno”, sostuvo la legisladora, quien además aclaró que decretar el estado de emergencia no redunda en violación de los derechos humanos.

A juicio del diputado Sergio Gahona (UDI), los planteamientos de los acusados plasmados en el libelo “no se ajustan en vista de los datos y los hechos ocurridos a la fecha, entre ellos varios casos de violencia y la necesidad de establecer un estado de emergencia”.

“Las razones para dictar un estado de emergencia fueron las correctas y siempre en respuesta a la violencia y a la delincuencia de grupos organizados y violentistas (…) Precisamente, es en esos casos en que se puede tomar una decisión de este tipo, ya que se atentó contra los derechos de los demás y por ello cumplió con los principios universales de necesidad, legalidad y proporcionalidad. Fue una opción válida y legítima para cuidar la democracia”, indicó el parlamentario.

El diputado Marcos Ilabaca (PS), quien fue el único que optó por sostener la acusación constitucional, partió su discurso saludando a todas las personas que han sido víctimas de violencia y violaciones de derechos humanos, por el uso indiscriminado de la fuerza del Estado, al tiempo que lamentó la ausencia a la sesión del exministro Chadwick.

“Frente a nosotros y de todo el país, debería estar el exministro del Interior y Seguridad Pública, quien estando al mando de dicha cartera era el responsable directo y político de las fuerzas de orden y seguridad pública. Sus acciones u omisiones, sus instrucciones o silencios están directamente relacionados con el sufrimiento de cientos de víctimas de hechos que, pensamos, nunca más se repetirán en nuestro país”, sostuvo el legislador.

Finalmente, el diputado Jaime Bellolio (UDI), quien presidió la comisión que analizó el libelo, argumentó que la acusación se basa en temas políticos y no jurídicos y además es contradictoria.

“Se habla de violaciones sistematizadas y acciones activas de Carabineros, pero en el relato de los hechos no hay mención al contexto, por ejemplo, con las estaciones del metro (…) En ese mundo imaginario para los acusadores no pasó nada como para tomar una decisión de llevar a cabo un estado de emergencia, ya que se dice que el ministro omitió deliberadamente tomar acciones para que no ocurriera un uso desproporcionado de la fuerza. Eso depende del contexto y ellos no lo dan a conocer en el libelo acusatorio, impresentable”, puntualizó el parlamentario.