Noticias

Cámara de Diputados aprueba salario mínimo de 172 mil pesos

Publicado el 29 de junio del 2010

Tras dar curso a la idea de legislar la iniciativa por 110 votos a favor, uno en contra y una abstención, los diputados se pronunciaron favorablemente --en votación dividida de 58 votos por la afirmativa, 54 en contra y una abstención-- por una indicación del Ejecutivo que elevó su proposición original de reajuste desde 170 mil a 172 mil pesos.

La propuesta original de 170 mil pesos llegó con informes antagónicos a la Sala porque la Comisión de Trabajo había aprobado la proposición del Ejecutivo, mientras que la Comisión de Hacienda recomendó mayoritariamente su rechazo.

Por tener urgencia de “discusión inmediata” el proyecto del Gobierno que eleva el monto del ingreso mínimo mensual fue puesto sobre tabla en la sesión de Sala de este martes y, por petición de las bancadas opositoras, sus tres incisos fueron votados en forma separada y todos resultaron ratificados.

El texto del proyecto aprobado por la Cámara de Diputados es el siguiente:

“Artículo 1.o.- Elévase, a contar del 1 de julio de 2010, de $ 165.000.- a $ 172.000.- el monto del ingreso mínimo mensual para los trabajadores mayores de 18 años de edad y hasta de 65 años de edad.

Elévase, a contar del 1 de julio de 2010, de $ 123.176.- a 128.402.- el monto del ingreso mínimo mensual para los trabajadores mayores de 65 años de edad y para los trabajadores menores de 18 años de edad.

Elévase, a contar del 1 de julio de 2010, el monto del ingreso mínimo mensual que se emplea para fines no remuneracionales, de $ 106.435 a $ 110.950.-“.

En el debate, el diputado René Saffirio (DC), tras afirmar existe una correlación directa entre el aumento del salario mínimo y la reducción de la pobreza, opinó que el planteamiento de reajuste formulado por el Ejecutivo era una “propuesta egoísta, mezquina y avara”, por lo cual anunció su voto en contra. Agregó que el salario mínimo significa dignidad, integración, justicia y equidad, factores que no representaba la proposición del Gobierno.

El diputado Osvaldo Andrade (PS) acusó al Gobierno de no ser coherente con sus propias argumentaciones al proponer un monto de ingreso mínimo que no se ajusta a sus pronósticos de inflación futura, crecimiento económico y productividad. Opinó que el mejoramiento del salario mínimo es parte esencial de la lucha contra la pobreza y la reducción de las desigualdades y advirtió que, a este paso, la Administración del Presidente Piñera sólo podría lograr su meta de un millón de empleos sobre la base de la precarización de los empleos y bajos salarios.

El diputado Guillermo Teillier (PC) sostuvo que el aumento del salario mínimo es una “cuestión de humanidad” porque afecta a un millón de trabajadores -sobre todo madres solteras jefas de hogar-- y aseguró que su bancada respaldaba en este asunto la posición de la CUT de 180 mil pesos, aunque estaba dispuesto a flexibilizarla hasta los 175 mil pesos.

El diputado Ernesto Silva (UDI) refutó que exista una relación causal entre aumento del salario mínimo y la reducción de la pobreza y llamó a los parlamentarios a “actuar con responsabilidad” previniendo que un alza excesiva del ingreso mínimo afecta la creación y el acceso a empleos de muchas personas. Sin embargo, pidió un “esfuerzo adicional” a la autoridades y además que la comisión técnica asesora que creó el Gobierno para formular una propuesta tenga un carácter permanente.

El diputado Pepe Auth (PPD) calificó la proposición de reajuste como “escuálida y mezquina” porque a su juicio es menos de lo que el país está en reales condiciones de ofrecer de acuerdo a la actual situación económica, sin afectar su estabilidad. Expresó además que el salario mínimo no impacta sólo en el millón de trabajadores que lo percibe sino que es también un piso mínimo para el resto que no tiene posibilidad de negociar colectivamente.

El diputado independiente Miodrag Marinovic también se planteó en una postura crítica de la propuesta gubernamental señalando que “aquí se le está cuidando el bolsillo a las empresas privadas”. Asimismo, recalcó que el reajuste ofrecido no refleja la realidad de las regiones, sobre todo las extremas, donde el costo de la vida es superior a la de Santiago o la zona central del país.

El diputado Mario Bertolino (RN) manifestó que el salario mínimo es sólo un ingreso referencial y por ello no cabía pensar en que su reajuste deba satisfacer las necesidades básicas de los trabajadores, además de plantearse la discusión en momentos que algunas regiones aún viven una realidad difícil producto del terremoto y maremoto de febrero pasado. Opinó que en esta materia el Gobierno ha actuado en forma eficiente y seria.

El diputado Alberto Robles (PRSD) comparó desfavorablemente el monto del salario mínimo de Chile con el que impera en Argentina (388 dólares) y subrayó que los radicales están con la postura de la CUT de elevarlo a 180 mil pesos. También destacó que este instrumento favorece la reducción de la pobreza y el objetivo de combatir la desigualdad.

El Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, informó en la Sala que el Gobierno presentó una indicación sustitutiva para elevar su propuesta original de 170 mil a 172 mil pesos, lo que representaba un reajuste nominal de un 4,2 por ciento. Además, acogió favorablemente la propuesta de darle permanencia a la comisión técnica que asesoró a las autoridades en la definición del guarismo de reajuste y anunció también avances en un entendimiento con la CUT para concordar criterios en torno a una fórmula permanente de reajustabilidad del ingreso mínimo basado en la inflación, la productividad y un factor de ajuste cíclico.

El secretario de Estado dijo que la nueva propuesta del Gobierno “está en el límite de lo razonable” para no afectar el empleo de los trabajadores menos calificados y reiteró sus prevenciones en orden a que un alza desmedida del salario mínimo perjudica a las pequeñas y medianas empresas y la generación de empleos para los trabajadores de menos calificación.

Tras su aprobación en la Cámara, la iniciativa pasó ahora a cumplir segundo trámite en el Senado.